jueves, 6 de septiembre de 2012

El secreto de cómo cocinar buñuelos de espinacas y ricota, por Mikky Guerrero


Ingredientes
- 1 kg de espinacas frescas sin las pencas
- 350 g de ricota
- 120 g de parmesano recién rallado
- 3 huevos batidos ligeramente
- 1 pizca de de nuez moscada recién rallada
- Sal y pimienta
- 120-175 g de harina, y un poco más para espolvorear para la mantequilla a las hierbas
- 120 g de mantequilla sin sal
- 2 cucharadas de orégano fresco troceado
- 2 cucharadas de salvia fresca troceada

Preparación
1- En una olla, cueza las espinacas sólo con el agua que retengan las hojas al lavarlas, de 6 a 8 minutos, a fuego lento, hasta que se mustien. Escúrralas y déjelas enfriar.

2- Escúrralas bien y píquelas. Póngalas en un cuenco, agregue la ricota, la mitad del parmesano, los huevos y la nuez moscada y salpimiente. Bata hasta obtener una mezcla suave. Tamice 120 gramos de harina y vaya incorporándola a la mezcla anterior; si es preciso, añada más harina para obtener una masa trabajable. Cubra el cuenco con film transparente y métalo en el frigorífico 1 hora.

3- Con las manos enharinadas, tome porciones de masa y forme bolitas del tamaño de una nuez. No las toque demasiado, puesto que son muy frágiles. Enharínelas ligeramente.

4- Ponga a hervir una olla con agua y sal, eche las buñuelos y cuézalos 2 o 3 minutos, hasta que emerjan a la superficie. Sáquelos con una espumadera, déjelos escurrir y resérvelos.

5- Mientras, caliente la mantequilla en una sartén y rehogue el orégano y la salvia a fuego lento 1 minuto, removiendo con frecuencia. Agregue los buñuelos y remueva para que se empapen bien. Sírvalos en una fuente, espolvoreados con el resto del parmesano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario